Saltar al contenido

Metales de transición

Existen una gran cantidad de elementos químicos que son llamados metales de transición, específicamente «metales de transición externa». Es posible que el más conocido sea el hierro, que junto al cobre, aluminio, zinc, plomo y muchos otros han ayudado a construir la sociedad e infraestructura que conocemos.

Este es el grupo de metales más numeroso de la tabla periódica, encontrándose en su parte central, específicamente en el Bloque D. Se caracterizan por sus configuraciones  electrónicas que incluyen el orbital D, el cual está parcialmente lleno de electrones. También se considera como elementos de transición a aquellos que tengan electrones alojados en el orbital d.

metales de transición

A los metales de transición se los llama así porque son estables a nivel orbital, ya que cuando faltan electrones en un orbital, los pueden tomar del otro sin que esta transición implique inestabilidades a nivel atómico o químico. Esto se le llama «Transición Electrónica», y hace que estos elementos tengan tanta estabilidad, haciendo que sea complicado que reaccionen químicamente con otros elementos.

Cuáles son

En total son 44 elementos que conforman los metales de transición, los cuales ocupan gran parte de la tabla periódica en su zona central:

Propiedades y Características

  • Todos son sólidos, exceptuando al mercurio.
  • Se caracterizan por su ductilidad y maleabilidad. Sus propiedades metálicas son bastante obvias ya que son brillantes, duros, maleables y dúctiles, teniendo un punto de fusión alto.
  • En comparación con los alcalinos y alcalinotérreos, poseen puntos de fusión y ebullición altos.
  • Tienen una estructura molecular compacta.
  • Tienen alta dureza.
  • Poseen excelentes características conductoras de electricidad y calor.
  • Tienen una gran variedad con respecto a sus distintos estado de oxidación, ya que algunos reaccionan más con el oxigeno que otros.
  • Poseen gran estabilidad debido a que poseen orbitales semi ocupados lo que permite una mejor transferencia de electrones entre los orbitales anexos.
  • Son elementos paramagnéticos.
  • Se hidrolizan fácilmente.
  • Suelen ser coloreados.
  • Pueden ser opacos o brillantes.
  • Poseen alta densidad.
  • Algunos tienen propiedades magnéticas.
  • Se pueden mezclar en forma de aleaciones entre ellos.
  • Por lo general, son buenos catalizadores.
  • Pueden formar complejos iónicos.
  • Pueden muchos complejos e iones coloreados.

Usos y aplicaciones

La utilidad de los metales de transición es de una importancia enorme en la historia de la humanidad y en la economía actual debido al impacto que tienen en todas las ramas de la industria.

Es inconcebible pensar en un mundo moderno sin metales, sobre todo los que conforman los elementos de transición. Toda la industria de la metalurgia y la construcción depende de estos materiales y sus derivados. Podemos verlos en nuestro día a día, ya sea en nuestro hogar, vehículos, construcciones y grandes proyectos.

El viaje al espacio exterior jamás se hubiera dado sin los metales de transición. Incluso, es posible que las profundidades marinas aún fueran un misterio para nosotros sino fuera por la tecnología basada en los metales que pueden resistir las enormes presiones abisales.

Muchos de estos elementos de transición forman parte de nuestra dieta, por lo que es necesario incluir alimentos que los contengan para evitar deficiencias en nuestra salud.

Los metales preciosos, como el oro forman parte importante en la elaboración de sofisticados elementos electrónicos, pero además son factor muy importante en el desarrollo y control de la economía mundial.

La industria basada en los metales de transición provee una constante fuente de empleos para millones de personas a la vez que sirve para el desarrollo de la economía y la resolución de problemas complejos, permitiendo que la humanidad obtenga un mejor nivel de vida.

Al ser productos naturales no renovables se debe tener cuidado con su explotación e implementar sistemas de reciclajes que permitan reutilizar los metales. Al explotarlos, se debe tener en consideración el cuidado del medio ambiente, ya que son muy codiciados por su precio, utilidad y propiedades únicas.