Saltar al contenido

Talio

El Talio es un elemento químico situado en el grupo 13 de tabla periódica, específicamente, entre el Mercurio y el Plomo. Su número atómico es el 81, su masa atómica es de 294,38, siendo representado simbólicamente como Tl.

El talio es un elemento con propiedades similares al estaño y el mercurio, teniendo un bajo punto de fusión y un nivel de maleabilidad sumamente elevado. Sin embargo, se trata de un metal abundante, tóxico y poco usado por la industria.

El descubrimiento del talio se remonta al año 1861, fecha en la que el científico británico William Crookes lo identificó como un nuevo elemento. Tal descubrimiento se logró durante un proceso investigativo con espectroscopias de llama.

Características y propiedades

El talio no puede encontrarse en estado puro en la naturaleza, siendo un componente de algunos minerales, tipos de arcillas y subproducto de otros metales.

Se trata de un elemento que se oxida rápidamente al estar en contacto con el aire.

El talio presenta una coloración blanca-plateada brillante.

El talio es un metal relativamente abundante en el planeta, encontrándose distribuido de manera uniforme en toda la corteza terrestre.

En estado puro, se comporta como sólido, no obstante, existe un amplio rango de temperatura en el cual el talio se comporta como líquido.

Actualmente es un elemento poco cotizado y sin muchos usos, esto se debe a que es un elemento tóxico y nocivo para la salud de los seres vivos.

El talio es un metal pesado perteneciente al grupo “p” de la tabla periódica.

Su principal uso en la actualidad se encuentra en la industria de la electrónica.

Algunos de los principales países que producen talio son Estados Unidos, Bélgica, Alemania y Rusia.

Propiedades físicas

  • Su punto de ebullición se encuentra a los 1473 °C, y su punto de fusión a los 304 °C.
  • Organolépticamente, el talio es un metal de color blanco-plateado brillante, blando, inodoro y textura metálica.
  • Debido a su composición blanda y maleabilidad, es un metal que puede confundirse con el plomo o el estaño.
  • En estado puro, bajo temperaturas y presiones normales, el talio se encuentra en estado sólido.
  • La densidad del talio es de 11850 kg/m3.
  • Tiene un índice de dureza en la escala de Mohs de 1,2.

Propiedades químicas

  • El Talio es un metal pesado.
  • Atómicamente, posee 81 protones, 81 electrones y alcanza su estabilidad con 124 neutrones.
  • Se trata de un metal pesado con propiedades tóxicas. Existen indicios de que este metal puede producir cáncer el ser humano.
  • Es un elemento parcialmente soluble en agua.
  • El talio presenta estados de oxidación +1 y +3, siendo éste último, el estado más común de oxidación.
  • Al estar expuesto al aire, el talio se oxida rápidamente. En este estado, adopta una capa exterior de coloración grisácea-azulada. Propiedades mecánicas del Talio

Propiedades mecánicas del Talio

  • El talio no posee propiedades mecánicamente relevantes.

Usos

Históricamente, el talio en forma de sulfato se utilizaba para la fabricación de venenos y pesticidas, siendo común su uso en el control de plagas. No obstante, cuando se descubrió su elevada toxicidad, dejó de utilizarse.

En el campo de la electrónica, el talio se utiliza para formar aleaciones de bajo punto de fusión. Con ello, se fabrican lentes, sellos y otros componentes.

El talio en forma de seleniuro de talio suele utilizarse para detectar las cantidades de radiación electromagnética.

También, se utiliza en la fabricación de paneles fotoeléctricos.

Para la fabricación de lentes con elevada refracción, algunas industrias utilizan el óxido de talio como materia prima.

Los fabricantes de vidrios infrarrojos suelen utilizar utilizan yoduro de talio y otros compuestos.

Dónde se encuentra

En proporciones de 0.00006%, así se presenta el talio la corteza terrestre. Asimismo, se presenta como un compuesto minoritario en elementos o minerales como el hierro, el cobre, los sulfuros y los seleniuros.

La principal fuente de talio, en el mundo, se localiza en el depósito de Allchar, en la República de Macedonia.

Obtención

La obtención de talio no es sencilla, pues su existencia se encuentra en concentraciones muy pequeñas, formando mínimas partes de minerales.

A pesar de ello, puede encontrarse como un supuesto subproducto de los barros que se obtienen en las fabricaciones de ácido sulfúrico, específicamente. También se encuentra en la electrolisis que se realiza tras la disolución acuosa de las sales en cuestión.

También se puede conseguir tras la reducción de sodio metálico y en precipitaciones.

Como dato curioso, debes saber que en el depósito de Allchar, debido a la producción minera del talio y del cuerpo del mineral, aún se encuentran cantidades de 500 toneladas.

Quién lo descubrió

El talio fue descubierto espectroscópicamente, en el año 1861, por el químico Sir William Crookes, en Inglaterra.

Crookes descubrió al talio cuando él tenía, tan solo, 27 años de edad. Esto sucedió cuando tomó la decisión de abrir su propio laboratorio y ofrecer sus servicios de consultor, investigador y asesor científico.

El científico Crookes descubrió las sustancias químicas y la composición del talio porque se basó en el método del estetoscopio.

Algunas cantidades de talio fueron aisladas en 1862, por Crookes. En ese tiempo puedo determinar algunas de las propiedades del compuesto.

A través de este mismo método y de forma paralela, Claude-Auguste Lamy, analizando una sustancia que contenía selenio, pudo constatar por el color verde del espectro, que estaba en presencia de otro elemento.

Se hace referencia a que el origen del nombre viene de la palabra griega “thallos”, que significa “rama Verde”. Esto se debe a la línea de este color que mostraba el elemento al ser estudiado espectroscópicamente.

Entre otros datos de la historia, en sus inicios, el sulfato del talio, conocido por ser inodoro e insípido, fue utilizado para exterminar hormigas y ratas, eventualmente su uso fue detenido debido a que existían altas sospechas de que era cancerígeno.