Metales ferrosos y no ferrosos

Los metales ferrosos y no ferrosos son una de las clasificaciones más utilizadas para dividir los tipos de metales existentes. Se usa principalmente en la industria de la minería comercial, en la cual el hierro como elemento puro juega un papel fundamental. En este artículo entenderás todo lo relacionado a estos elementos, incluyendo los conceptos, características y otros detalles que te permitirán poder diferenciarlos rápidamente.

Un metal es un material que es típicamente duro, brillante, opaco y tiene buena conductividad eléctrica y térmica. El concepto es bastante amplio, según la ciencia o actividad que lo clasifique (en especial la química, que en la tabla periódica clasifica muchos de sus elementos puros como metales, aunque no tengan la apariencia que normalmente les indalgamos), pero para fines didácticos podemos decir que un metal puede ser un elemento puro como el cobre o el hierro, una aleación hecha por el hombre como el acero o el latón, o un compuesto molecular.

Los metales ferrosos se caracterizan por contener mucho hierro. Ejemplo de ellos son el hierro y sus aleaciones. Esta es una clasificación muy útil en la industria minera donde los materiales casi nunca se consiguen en estado puro, sino que conforman sales y óxidos en minas, desde donde posteriormente se extraen para darle los usos que conocemos.

Los metales no ferrosos poseen muy poco hierro en su estado natural. Los más importantes para la industria minera son el aluminio y el cobre, aunque existen muchos más que no son tan abundantes en su estado natural.

Metales Ferrosos

Son aquellos conformados por el Hierro y sus aleaciones. Este es un concepto metalúrgico ya que es muy difícil encontrar metales puros en la naturaleza. Las fundiciones ricas en hierro están en este grupo además del hierro forjado o dulce. Son muy duros y poseen alta resistencia a la tensión. Son muy utilizados debido a su abundancia, aunque tienen las desventajas de ser muy duros para trabajar, su alta densidad los hace muy pesados y se oxidan con facilidad, por lo que son de difícil mantenimiento.

Propiedades y Características

  • Tienen alta concentración de Hierro.
  • Son pesados. Poseen alta densidad.
  • Su temperatura de fusión es elevada, por lo que se necesitan hornos muy potentes.
  • Son duros.
  • Se oxidan fácilmente. Su óxido es rojizo. Tienen alta capacidad de oxidación, lo que los hace propensos a la corrosión.
  • Son abundantes en la naturaleza.
  • Pueden ser frágiles, aunque el acero es maleable y resistente.
  • Son excelentes conductores de electricidad, magnetismo y calor.
  • Son magnéticos.
  • Son dúctiles y maleables a excepción de las aleaciones con alto contenido de carbono y escoria.
  • Gran resistencia a la tracción.
  • En líneas generales, poseen las mismas propiedades de un metal estándar

Cuáles son los Metales Ferrosos

Veamos cuáles son los metales ferrosos:

  • El Hierro. Es el único de los metales ferrosos que está en la tabla periódica.
  • Las fundiciones (hierro colado o fundido).
  • Todos los tipos de aceros, incluyendo acero al carbono y acero inoxidable.
  • Hiero forjado o dulce.
  • Arrabio o Hierro en bruto.
  • Hierro dúctil.
  • Hierro gris.

Tabla Periódica (Metales Ferrosos)

Su única representante en la tabla periódica de los elementos es el Hierro (Fe).

metales ferrosos

Metales No Ferrosos

Son aquellos que tienen poca presencia de hierro en su estado natural. Al extraer metales de las minas es necesario separarlos de otros minerales como el hierro. Se puede decir que todos los metales que se hayan en la tabla periódica son no ferrosos, con la excepción lógica del hierro.

Desde el punto de vista de la metalurgia, los que más interesan son el cobre, aluminio, estaño, níquel, plomo y aleaciones que no contienen hierro, como el latón.

Características

  • No poseen hierro.
  • Son ligeros.
  • Son más resistentes a la corrosión.
  • Son buenos conductores de electricidad y energía calórica.
  • Son abundantes, aunque no tanto como el hierro.
  • Su temperatura de fusión es variable. Algunos la tienen más alta que el hierro.
  • Los más conocidos tienen poca resistencia mecánica y son blandos, en comparación con el hierro, aunque hay excepciones como el titanio,que tiene baja densidad pero es muy duro.

Propiedades

  • Son duros, maleables y dúctiles.
  • Excelente conductividad eléctrica.
  • Baja densidad.
  • Resistentes a la corrosión.
  • Tienen las mismas propiedades que los metales básicos que conocemos comúnmente.

Ejemplos

Aunque ya sabemos que son todos los metales menos el hierro, veamos cuáles son los metales no ferrosos más importantes para la metalurgia:

Tabla Periódica (Metales No Ferrosos)

Se puede decir que son todos los demás elementos que conforman los metales en la tabla periódica, excluyendo al hierro. Pero para fines de la industria minera los más conocidos son los que colocamos en los ejemplos anteriores. En la gráfica siguiente hemos marcado los más conocidos.

metales no ferrosos

Diferencias entre metales ferrosos y no ferrosos

Estos tipos de metales tienen muchas características en común, ya que son metales básicos que todos conocemos. Su diferencia fundamental es que los ferrosos contienen mucho hierro y los no ferrosos tienen poco o casi nada de hierro en su estado natural o en las minas de extracción.

Otra diferencia es que el hierro es muy magnético, mientras que los metales no ferrosos, pocos presentan esta propiedad.

Fuentes:

  • https://es.wikipedia.org/wiki/Metal_no_ferroso
  • https://sites.google.com/site/funcionesdelatecnologia/materiales-ferrosos
  • https://www.edu.xunta.es/espazoAbalar/sites/espazoAbalar/files/datos/1464947174/contido/42_metales_ferrosos.html
  • https://www.edu.xunta.es/espazoAbalar/sites/espazoAbalar/files/datos/1464947174/contido/43_metales_no_ferrosos.html