Clasificación de los metales

Existen varias formas de clasificar a los metales. Una de ellas es utilizada en la industria de la minería y resume los metales en dos grandes grupos:

  • Metales Ferrosos.
  • Metales No Ferrosos.

Metales Ferrosos

Como por ejemplo, el hierro fundido y los tipos de aceros. En líneas generales, son aquellos que están compuestos mayoritariamente por hierro (Fe) y sus aleaciones. El hierro dulce y el hierro forjado están en esta clasificación, además del acero y las fundiciones. Tienen la ventaja de ser relativamente económicos de extraer o fabricar. Lo malo es que reaccionan fácilmente con el oxigeno, por lo que forman óxidos.

Entre ellos tenemos:

Hierro

Es el único metal puro de esta clasificación y al cual se le debe la denominación de Ferrosos.

Aceros

Son la aleación ferrosa por excelencia. Están compuestas de hierro y un porcentaje determinado de carbono. Este porcentaje es el que determina la dureza y resistencia de la aleación. Es así como se puede obtener distintos tipos de aceros tales como:

  • Acero blando.
  • Acero intermedio.
  • Acero duro.
  • Acero inoxidable.
  • Acero galvanizado.
  • Acero para latas.

Las aleaciones de acero son muy usadas en la industria de la construcción y constituyen un elemento casi indispensable en los proyectos realizados por el hombre.

Hierro fundido

También se le conoce como hierro colado y es el material que se obtiene producto de la fundición del hierro en los altos hornos. Posee un alto grado de carbono, lo que lo hace muy duro pero frágil ya que es poco dúctil. Esta aleación ferrosa, además de hierro, contiene carbono, fósforo, silicio, manganeso y azufre.

Metales No Ferrosos

Aquí podemos nombrar los metales pesados, los metales no pesados, los metales ligeros y las aleaciones distintas a los aceros, como el latón. Su principal características es la ausencia casi total de hierro.

Estos incluyen a metales básicos (zinc, aluminio, estaño,cobre, etc.), metales preciosos (plata, oro y platino) y metales exóticos o poco comunes (bismuto, berilio, tungsteno, etc.). Se subclasifican en Metales Pesados, Metales Ligeros y Metales Ultraligeros.

Metales pesados

Son metales cuya principal características es su alta densidad. El que más solemos conocer en nuestro día es el plomo. La propiedad de ser pesados los hace difíciles de remover y en altas concentraciones se les considera perniciosos para la salud y el ambiente.

Metales ligeros o metales no pesados

Poseen una densidad molecular promedio es menor a 4,5 gr/cm³ en relación a la del agua que es 1 gr/cm³. El aluminio y titanio son los más conocidos por su uso comercial.

Metales Ultraligeros

En este caso estamos hablando de densidades relativas de 2 gr/cm³. Este es el caso del Berilio y el magnesio. Poseen diversos usos en una gran variedad de industrias, incluyendo la aeronáutica y la fotográfica.

Aleaciones

En este caso se refiere a todas aquellas aleaciones que no contienen hierro, tal como el latón y muchas otras utilizadas en la orfebrería.

Otras clasificaciones

Otra forma de clasificar a los metales es en Metales negros y Metales de color:

Metales Negros

Poseen un característico color gris oscuro, siendo el hierro su elemento mas representativo. Sus propiedades mas sobresalientes son su gran densidad (con excepción a los metales alcalinos – férreos), altas temperaturas de fusión, tienden a ser polimorfos y su dureza relativa es bastante elevada.

Los metales negros podemos subclasificarlos de la siguiente forma:

  • Metales Férreos: estos son los que se usan para hacer aleaciones de acero. En este grupo se encuentra el hierro, el cual es el elemento básico para crear acero (junto al carbono, que es un no metal), el cobalto y el níquel, que junto al hierro son denominados metales ferromagnéticos. El manganeso tiene propiedades parecidas a los otros 3 anteriores, por lo que también se encuentra en este grupo.
  • Metales Tierras Raras: se les conoce como lantánidos, según la Tabla Periódica, y están conformados por el Lantano, Neodimio, Cerio y Praseodimio. El grupo incluye también al Escandio y el Itrio, los cuales poseen características semejantes a los anteriores. Tienen propiedades físicas muy distintas entre si, aunque sus propiedades químicas son muy semejantes. Se hayan muy juntos en la naturaleza por lo que es complicado separarlos de forma individual.
  • Metales Uránicos: poseen alta radioactividad y son una gran fuente de energía atómica. En la Tabla Periódica se les denomina Actínidos, siendo el Uranio su representante más conocido, junto al Radio y el Plutonio. Son en total 15, que incluyen al Actinio, Torio, Protactinio y Neptunio.
  • Metales Refractorios: son aquellos que poseen una temperatura de fusión superior a la del Hierro (1.538 °C)

Metales de Color

Su principal característica es que poseen coloraciones que pueden tender al blanco, rojo o amarillo. El Cobre es uno de sus elementos mas característicos. Estos metales son de poca dureza, gran plasticidad, presentan ausencia de polimorfismo y su temperatura de fusión es relativamente baja.

Podemos subclasificarlos de la siguiente manera:

  • Metales Nobles: en este grupo se encuentran el semidoble Cobre y una gran cantidad de metales preciosos como el Oro, la Plata y los metales del grupo platino, como lo son el Platino, Iridio, Paladio, Rodio, Rutenio y Osmio.
  • Metales Ligeros: su característica principal es su baja densidad. Entre ellos encontramos el Aluminio, Magnesio y Berilio.
  • Metales fácilmente fundibles: como su nombre lo indica, poseen una temperatura de fusión relativamente baja. En este grupo se encuentran el Mercurio, Antimonio, Talio, Bismuto, Plomo, Estaño, Cadmio y Zinc. El Germanio y el Galio se añaden a este grupo, debido a sus propiedades metálicas debilitadas.

Fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Metal